¿Para qué disfrazar al mundo humano con una belleza que raras veces tiene?
Hay que desnudarlo, exhibirlo, denunciarlo con toda la fuerza de la inteligencia
hasta hacerlo sentir vergüenza de sí mismo.

COSME ÁLVAREZ

lunes, febrero 26, 2007


EL MARTILLO
Cosme Álvarez

Mario Bojórquez y el Premio Aguascalientes

El problema que se discute no comienza ni termina con la premiación de Mario Bojórquez. Quizá el error de origen es pensar que la vitalidad de la poesía radica en los premios y no en los poetas y sus libros. Hasta donde sé, David Huerta no ha ganado el Aguascalientes, pero no creo que lo necesite para demostrar que es un Poeta. Leemos libros, no premios. Ningún poeta, ningún artista verdadero, escribiría un libro para ganarse un premio. Me queda claro que la discusión que sostienen se ha centrado en la vanidad (herida o halagada) de algunas personas. La poesía está por encima y al margen de los favoritismos y las mezquindades. Este debate no toca a la poesía; este debate demuestra una vez más la calidad moral de los grupos y las cofradías literarias, que privilegian su pequeña parcela de pseudopoder sobre la inteligencia y el arte.
Google
 

Leonel Rodríguez - Premio Clemencia Isaura 2008

La Luna en La Guarida

CURRENT MOON