¿Para qué disfrazar al mundo humano con una belleza que raras veces tiene?
Hay que desnudarlo, exhibirlo, denunciarlo con toda la fuerza de la inteligencia
hasta hacerlo sentir vergüenza de sí mismo.

COSME ÁLVAREZ

jueves, enero 17, 2008

LEONEL RODRÍGUEZ: PREMIO NACIONAL DE POESÍA CLEMENCIA ISAURA

COSME ÁLVAREZ

Durante 2007, al menos seis sinaloenses obtuvieron algunos de los premios literarios más importantes de México, e incluso, en dos casos, premios internacionales. No hay nada que sociológicamente justifique esta noticia: nuestra educación está por los suelos, y los presupuestos y estímulos a la cultura son más bien ridículos, en relación con lo que se aplica, por ejemplo, a las áreas deportivas, donde el sinaloense no destaca, salvo, quizá, en box, y a veces en béisbol.

La creación de Consejos Ciudadanos de Cultura en los municipios parecía un acierto hace unos años (y lo es en la teoría) hasta que no tardaron en convertirse en refugio de burócratas palurdos, títeres de una política educativa y cultural que tiende con vértigo demostrado hacia la mediocridad.

En este entorno, no deja de ser extraño pero necesario celebrar a aquellos creadores que, a pesar de Sinaloa y de su burocracia cultural, trabajan de espaldas a la sociedad que los ignora y tarde o temprano obtienen el reconocimiento de esa otra sociedad, casi secreta pero no en extinción, de los artistas y los poetas.

Así, la poesía nuevamente toma por asalto la plaza pública. Hace cuatro días, el joven y excelente poeta Leonel Rodríguez me llamó por teléfono desde Culiacán para decirme que había obtenido el Premio Nacional de Poesía Clemencia Isaura. En mi opinión, su premio representa uno de los reconocimientos más acertados en lo que se refiere al trabajo poético de un verdadero escritor.

Leonel Rodríguez Santamaría, quien había ganado el Premio interamericano de poesía Navachiste 2004 por su libro Tu piel paciente, es originario de Culiacán, Los Mochis y La Ciudad de México, según consta en distintas publicaciones que incluyen su biografía. Desde que leí sus primeros poemas supe que estaba frente a uno de los poetas más significativos de las nuevas generaciones, no sólo de Sinaloa, también de México.

El jurado del Premio Clemencia Isaura 2008 estuvo integrado por Jesús Ramón Ibarra, poeta indiscutible y quien el año pasado obtuvo el Premio Nacional de Poesía Gilberto Owen, y por dos Franciscos, el uno Meza, el otro Alcaraz. El presidente del jurado dijo entre otras cosas que el premio le fue otorgado al trabajo de Leonel Rodríguez, titulado Dolor de nombre, “por la unidad temática y conceptual, por el tono equilibrado que maneja y porque revela que es un autor de mirada profunda y pulso mesurado”.

En 2003, como prólogo al poemario Tu piel paciente, y ante el escepticismo y quizá la molestia de propios y extraños, escribí: “Este primer libro de Rodríguez Santamaría, breve, austero, en general consistente, es un río en crecida y sin duda tendrá derivaciones dentro de la geografía sinaloense, de donde surge”. Sobre el porvenir de su trabajo y de Leonel Rodríguez Santamaría como artista dije: “El arco del poeta está tenso, su poesía nos conmueve hondamente como una flecha en la oscuridad”.


El martillo sirve para fijar las cosas sueltas… y para algo más.

No hay comentarios.:

Google
 

Leonel Rodríguez - Premio Clemencia Isaura 2008

La Luna en La Guarida

CURRENT MOON